Distraídos…

Hace tiempo me trae preocupado el percibir que las personas están viviendo sus vidas de manera distraída.

Sin ánimo de menospreciar, he de decir que creo que la mayoría de la gente vive de este modo.

La que he decidido denominar “gente”, ha decidido que pasar por la vida confundiendo costumbre con felicidad (como bien dijo Tchaikovsky).

No sería capaz de juzgarlos, no me siento con la suficiente autoridad. De hecho ni siquiera me creo capaz de afirmar que lo que pienso sea más verdad que el anhelo de alguien que vive pensando en cambiar el auto y comprar la casa. Si lo hace feliz, allá él; yo no quiero eso para mí.

Entonces el tema se resume a cómo conseguir tiempo para poder apreciar las cosas de la vida, que a uno le parecen importantes, sin dejar de lado las que no queremos dejar de hacer.

A menos que nos saquemos una lotería, trabajar es un mal necesario. El dinero nos ayuda a conseguir cosas que nos gustan. Me gusta beber un buen vino, me gusta viajar, me gusta tener una computadora — donde escribir cosas como esta —, me gusta comer buena comida, me gusta tomar fotos — y con una buena cámara —, me gusta leer libros y un montón de otras cosas que el dinero me puede comprar.

El dinero es ese medio por el cual consigo cosas que me gustan, pero nunca he sentido — y espero nunca sentirlo — placer por tener dinero. O sea, el dinero como un fin en si mismo, me parece inútil — primera premisa.

Mi segunda premisa trata acerca del trabajo; es necesario trabajar para vivir, no vivir para trabajar. Obviamente, ésta viene enganchada con la primera, pues alguien que esté obsesionado con poseer dinero, seguro vivirá para su trabajo, el cual pasará también a ser su martirio diario.

Por otro lado, hay cosas que desde mi punto de vista hacen que la vida sea digna de ser vivida, que poco tienen que ver con el dinero. Sentarse a ver las olas mientras se oye cómo rompen; encontrarse con un amigo y charlar de la vida mientras se toman unos mates — o la bebida que ustedes elijan —; observar cualquier cosa que a uno le parezca interesante; leer; oír música; escalar; correr; caminar; y un sin fin de etcéteras que seguramente aburrirían a más de uno.

En fin, me siguiendo con el hilo, la cosa era la “distracción”; le llamo distracción a la incapacidad de la gente de disfrutar de las pequeñas cosas que hacen a la vida.

Todos los días veo gente con hijos que sólo los ve en la noche, cuando todos llegan a casa, les pega un par de gritos para que coman y hagan la tarea y los manda a dormir. Mas seguramente no falte la consola de juegos en el árbol de Navidad en esa familia, o las vacaciones “en familia” en el lugar de moda.

Gente que vive sola y se aburre en su casa; gente que corre del trabajo al gimnasio, del gimnasio al pub, del pub a su casa, de su casa al trabajo; gente que cambia de auto todos los años, pero nunca usa el auto más que para ir a trabajar o a las fiestas donde sus amigos puedan verlo; etcétera; etcétera, etcétera.

Podría seguir enumerando muchos casos de “distracción”, pero creo que la imagen está clara. No quiero hacerme el superado, ni nada que se le parezca, me reconozco distraído a veces, mas creo que notarlo es un comienzo.

No voy tampoco a dar consejos acerca de cómo salir de la distracción, cada uno sabrá que camino recorrer — si es que quiere hacerlo — pero creo que parar a mirarse un rato y preguntarse si realmente uno está siendo feliz, es algo que a cualquiera que quiera ser una persona, se hace bastante necesario.

¿Y vos estás distraído?

Anuncios

Acerca de Siendo Humano

Aquí escribo lo que se me ocurre y no entra en Tuíter...
Esta entrada fue publicada en cotidianidad, gente, personas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Distraídos…

  1. Ana dijo:

    Hmmmhmmm… “distraído”…no estoy de acuerdo con el término aplicado a personas que reúnen esas condiciones…yo les llamo…y es un término prestado de la sociología:”aliendado”…y por qué alienado… porque algunos y algunas trabajamos y no vemos los resultados…vamos hacemos dinero y compramos, compramos, compramos (siendo víctimas coercitivas del capitalismo y de la modernidad) y lo peor de todo….es que no disfrutamos…para luego morir y no haber sentido nada…y por supuesto, luego se nos pasa la vida, los hijos crecen y nosotros llegamos a viejos y no nos dan bola…”esta, este viejo de mierda”…palabras, palabras…salen sin cesar de mi cabeza, respecto a tu llamada “distracción” de las personas. No estamos distraídos, mi estimado escritor estamos envueltos en un mundo capitalista, por poco… en el que nos hace feliz tener más y cada vez más… en el que olvidamos la escencia de nuestro ser… y en el que buscamos en cosas triviales lo que nunca vamos a encontrar…porque está dentro nuestro y en la humanidad entera.
    No soy lectora de la biblia… pero se han acercado a mi, casualmente…ciertos párrafos… en una carta de los Corintios a no sé quien: lo único importante es el amor. El amor, no el egoista, ni el de pareja, el Universal te hablo…ese es el motor del mundo… y lo que todo human bean busca el amor. Es esa la verdad…aunque todo el mundo reniegue de eso… esa es la indiscutible verdad.

Algo que decir sobre esto?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s